Karma
Hay 4 Artículos relacionados
Relación entre mente y vida

Lo que une a la conciencia, la experiencia y las situaciones en que nos encontramos es un tipo de afinidad. Cuando algo esta siendo atraído, es atraído por algo de tipo semejante, y las intenciones que se forman en la conciencia atraen a las experiencias correspondientes. Para dar un ejemplo simple: cuando me interesé en el budismo por primera vez, repentinamente empecé a notar al budismo por todas partes; los encabezados en los periódicos hacían referencia de éste, en los estantes los libros de budismo parecían resaltar, conocí a gente que me contaba anécdotas relacionadas con el budismo. Si esos fenómenos estaban allí anteriormente o no, mi conciencia ahora había hecho una conexión con ellos, y hasta parecía atraerlos. El efecto lo determina el estado de mente con el que el acto se realiza. La naturaleza del efecto se encuentra determinada por la naturaleza de la intención con la que la acción se realiza. Las intenciones pueden analizarse de acuerdo a si éstas están basadas en la avaricia, el odio o la ignorancia, o ya sea en maitri (Amor universal), generosidad o atención consciente. Las acciones realizadas con las motivaciones de la avaricia, el odio y la ignorancia son denominadas acciones torpes y aquéllas basadas en maitri, generosidad y concienciación se denominan acciones habiles. Estos son los términos básicos de la ética en el budismo. Bajo el principio del karma las acciones habiles producen efectos placenteros. La consecuencia de actuar a partir de motivaciones torpes es que al final sufriremos. Cuando actuamos desde un estado mental positivo, estamos creando las condiciones desde donde estados de tranquilidad y felicidad surgiran Fuente: La rueda, el espiral y el Mándala, Dh. Subhuti

Videos con algo de música Zen

  •  

    Blanco

    Détente corporelle

  •  

    Azul

    Jour De Féte Au Salon

  •  

    Rojo

    Eclosion 2

  •  

    Verde

    La science des mains

  •  

    Amarrillo

    Tendresse asiatique

  •  

    Buda

    Eyes to Follow the Hands